10 razones por las que los chicos deberían tener recreo todos los días

10 razones por las que los chicos deberían tener recreo todos los días

  • En los últimos años muchas escuelas han reducido o directamente quitado los recreos, situación que hasta los médicos alertan como un riesgo para los chicos.
  • Se ha comprobado que el recreo, como espacio de juego no estructurado para los chicos, mejora sus habilidades cognitivas, los ayuda a concentrarse más y a tener menos problemas de conducta durante la jornada escolar.
  • El recreo también ayuda a los chicos a desarrollar sus habilidades sociales, ya que en ese espacio es el que aprenden sobre cooperación, intercambio y negociación.

Con el regreso a clases vuelve la lucha por recuperar el recreo, un espacio vital para el desarrollo de los chicos,  que ahora muchos padres, educadores e investigadores procuran restablecer, sabiendo los beneficios que trae para los estudiantes tener ese tiempo de juego libre y desestructurado durante la jornada escolar.

En los últimos años, muchas escuelas han reducido o directamente quitado los recreos, para que los chicos tengan tiempo para más actividades académicas, o para prepararse para los tests estandarizados, situación que hasta los médicos alertan como ‘un  riesgo’ para los chicos.
Un reporte de la  Academia Americana de Pediatría (APP por sus siglas en inglés) alerta sobre la necesidad del recreo, espacio que define como “un componente crucial y necesario del desarrollo de un niño y, como tal, no debe ser retenido por razones punitivas o académicas”.

“El recreo promueve el aprendizaje y el desarrollo social y emocional de los niños, ofreciéndoles un tiempo para interactuar entre compañeros y poner en práctica habilidades sociales esenciales. A través del juego en el recreo, los niños aprenden valiosas habilidades de comunicación, incluyendo la negociación, la cooperación, el intercambio y la resolución de problemas, así como las habilidades de autoestima, como la perseverancia y el autocontrol”, explican los pediatras.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), por su parte, coinciden en que, a través de estudios e investigaciones, se ha probado que existen beneficios globales del recreo para el bienestar cognitivo, emocional, físico y social del niño.
El recreo es ese espacio en el que los chicos juegan, sin instrucciones, por el puro goce de jugar, y ese juego tiene beneficios que los ayuda a ser mejores estudiantes.  No solo los pediatras coinciden en que el recreo es una necesidad para los chicos.  Estudios universitarios, padres, maestros y activistas a favor del recreo trabajan hace años para devolverle ese espacio a los chicos.

“El recreo promueve el aprendizaje y el desarrollo social y emocional de los niños, ofreciéndoles un tiempo para interactuar entre compañeros y poner en práctica habilidades sociales esenciales."

Aquí compartimos 10 razones por las que los chicos deberían tener recreo todos los días:

  1. Es una necesidad: el recreo es un descanso necesario en el día para optimizar el desarrollo social, emocional, físico y cognitivo del niño. El recreo debe ser considerado el tiempo personal de un niño, y no debe ser negado por razones académicas o como forma de castigar a un chico.
  2. Ayuda al desarrollo cognitivo: el aprendizaje y el rendimiento académico dependen de descansos regulares y de pausas del trabajo académico dentro del aula. La frecuencia y la duración de las pausas deben ser suficientes para permitir a los chicos descomprimirse mentalmente y ponerse activos. Por ejemplo, en Fort Worth, la escuela primaria Eagle Mountain recientemente implementó dos descansos de 15 minutos cada mañana y dos más por la tarde para kindergarten y los primeros grados. Luego de los cambios, los niños mostraron más concentración en el aula y mejor aprendizaje.
  3. Ayuda a evitar el sedentarismo: el recreo puede servir para contrarrestar el tiempo sedentario y contribuir a los 60 minutos recomendados de actividad moderada a vigorosa por día, un estándar apoyado la Academia de Pediatría como una forma para reducir el riesgo de sobrepeso y obesidad.
  4. Ayuda a las relaciones sociales: las interacciones entre estudiantes durante el recreo son un complemento indispensable para el aula. Los niños desarrollan habilidades de comunicación, negociación, cooperación, intercambio y resolución de problemas, que son una parte fundamental de  su desarrollo.
  5. Ayuda a concentrarse: los maestros de escuelas donde el recreo es obligatorio y constante (todos los días), han coincidido que los chicos se concentran mejor.  La Dra. Olga Jarrett, con sus colegas en el Departamento de Educación Infantil de la Universidad Estatal de Georgia, se acercó a un distrito escolar urbano que tenía una política de no-recreo. Allí les permitieron investigar con dos clases de cuarto grado dándole un recreo a la semana para poder observar el comportamiento de los niños en los días de recreo y no recreativos. Sus resultados demostraron que los 43 niños hicieron mejor trabajo académico y estuvieron menos inquietos en el aula en los días en que tenían recreo.
  6. Hay menos problemas disciplinarios: las escuelas que tienen recreo reportan menos problemas disciplinarios entre los alumnos que tienen posibilidades de salir a jugar durante el día de clases.
  7. Mejora la actitud hacia la escuela: no sólo los niños se sienten más contentos con el hecho de ir a la escuela sino que también mejora su actitud durante el aprendizaje académico.  
  8. Ayuda al aprendizaje independiente: estudios reportan que los chicos que tienen recreos son más propensos a querer aprender y a resolver problemas en forma independiente. Esto ayuda también con la confianza en sí mismos.
  9. Los niños se exponen a los beneficios de la luz natural: el recreo proporciona la exposición a la luz del sol natural que puede ayudar a mejorar el humor y la salud en general. La luz es vital para el sistema inmunológico y simplemente ayuda a sentirnos mejor.
  10. Ayuda a reducir el estrés: la Asociación Nacional para la Educación de Niños Pequeños recomienda el juego físico no estructurado como un medio apropiado para reducir el estrés. Para muchos niños, especialmente aquellos considerados "hiperactivos", el recreo es una oportunidad para gastar energía de una manera saludable y adecuada. En el patio de la escuela, los niños pueden ser bulliciosos y muy activos, algo que no está permitido en el aula durante las clases.

 

    • En los últimos años muchas escuelas han reducido o directamente quitado los recreos, situación que hasta los médicos alertan como un riesgo para los chicos.
    • Se ha comprobado que el recreo, como espacio de juego no estructurado para los chicos, mejora sus habilidades cognitivas, los ayuda a concentrarse más y a tener menos problemas de conducta durante la jornada escolar.
    • El recreo también ayuda a los chicos a desarrollar sus habilidades sociales, ya que en ese espacio es el que aprenden sobre cooperación, intercambio y negociación.

Más consejos y novedades

http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/brain810x456.jpg
/App_themes/tgop/images/expertadvice/articles/kitchenplay810x456.jpg
http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/playful810x456.png
http://www.thegeniusofplay.org/App_themes/tgop/images/expertadvice/articles/rainydayplay810x456.jpg
http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/carretera810x456.jpg
https://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/pirate810x456.jpg