Cómo enseñarle a los niños a ser agradecidos, a través del juego

Cómo enseñarle a los niños a ser agradecidos, a través del juego

  • La gratitud tiene innumerables beneficios para niños y grandes, y cuanto antes comencemos a cultivarla en nuestros hijos, más beneficiosa será para ellos.
  • La gratitud ayuda a las personas a ser más felices: a ser menos resentidas, menos celosas, más compasivas y más alegres.
  • Puedes enseñarle gratitud a tus hijos a través del juego, no sólo en la época de Thanksgiving sino durante todo el año.

La gratitud no se enseña simplemente haciendo manualidades o diciéndole a los chicos que no se olviden de decir ‘muchas gracias’. La gratitud es un atributo maravilloso que puede hacer una diferencia enorme en la vida desde la infancia hasta la adultez.

Diversos estudios hechos sobre los beneficios de la gratitud coinciden en que tener una actitud de agradecimiento en la vida ayuda a la gente a ser más feliz. Las personas que son genuinamente agradecidas tienen mejores relaciones de amistad y de pareja, son más tranquilas, más positivas y viven mejor.

Además, la gratitud ayuda a la salud física y mental, aumenta la empatía y reduce la agresividad. La gratitud también ayuda con la autoestima y reduce las comparaciones sociales. En lugar de volverse resentidos con las personas que tienen más dinero o mejores empleos, las personas agradecidas pueden apreciar los logros de otras personas, sin sentirse ‘menos’.

Recuerda lo bien que te sientes cada vez que estás agradecido e imagina una vida para tus hijos en la que ese atributo sea la guía de sus acciones. Imagina a tus hijos estando felices porque sus amigos ganaron una competencia o porque su hermano logró calificar para el equipo de natación.

La gratitud no se enseña de un día para el otro y no es lo mismo saber decir gracias que ser una persona agradecida, pero cuanto antes comencemos a enseñarle a los niños la importancia de la gratitud, y darles ejemplos de cómo ser agradecidos, más oportunidades tendrán de recibir los beneficios que trae consigo la gratitud.

Aquí te compartimos algunos juegos para introducir el concepto de la gratitud jugando:

  1. El alfabeto del agradecimiento: empezando con la letra A, cada persona en la casa, o en la escuela, o en el grupo de amigos, tiene que decir por qué está agradecido usando una palabra que empiece con la letra que le toque en la ronda. Así hasta llegar a la z.
  2. Juega con cosas simples: saca a tus hijos a dar una vuelta por el parque o en el patio y muéstrales cómo apreciar lo que hay allí. Cómo las piedras pueden convertirse en objetos para jugar o pintar, como las flores pueden tener distintos colores y tamaños, como los árboles y los rincones del patio pueden convertirse en fortalezas. Que ellos valoren las cosas simples los ayudará a ser agradecidos.
  3. El juego del ‘cumplido’: pídele a tus hijos o amigos que se digan cumplidos en la mesa antes de comer o antes de dormir, por una semana. Y qué cuenten cómo se sienten después de dar un ‘compliment’ y después de recibir uno.
  4. El juego de las emociones: es importante para la salud emocional de los niños que ellos aprendan a reconocer sus sentimientos y a expresar lo que les pasa. Que entiendan que si están enojados, está bien enojarse y expresar el enojo, pero que hay maneras de hacerlo. También así aprenderán a saber qué es sentirse agradecido. Una forma de jugar es que le pidas a los niños que busquen fotografías en revistas que reflejen diferentes emociones. Pídeles que peguen las imágenes en las páginas de un libro que puedes hacer doblando hojas por la mitad y engachándolas. También ellos pueden querer dibujar sus propias imágenes reflejando emociones específicas.
  5. Juega con tus hijos: toma el tiempo para jugar con ellos sin interrupciones, con total atención y demuéstrale que estás agradecida por tener esa oportunidad de jugar con ellos, a pleno. El hecho de estar presentes, de cuerpo y mente, en el juego, les ayudará a ellos también a estar agradecidos por su participación y compañía.

 

    • La gratitud tiene innumerables beneficios para niños y grandes, y cuanto antes comencemos a cultivarla en nuestros hijos, más beneficiosa será para ellos.
    • La gratitud ayuda a las personas a ser más felices: a ser menos resentidas, menos celosas, más compasivas y más alegres.
    • Puedes enseñarle gratitud a tus hijos a través del juego, no sólo en la época de Thanksgiving sino durante todo el año.

More Expert Advice

http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/brain810x456.jpg
/App_themes/tgop/images/expertadvice/articles/kitchenplay810x456.jpg
http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/playful810x456.png
http://www.thegeniusofplay.org/App_themes/tgop/images/expertadvice/articles/rainydayplay810x456.jpg
http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/carretera810x456.jpg
https://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/pirate810x456.jpg