Criando hijos creativos, pensadores y juguetones

Criando hijos creativos, pensadores y juguetones

    • Los niños son juguetones y creativos por naturaleza. Esos atributos se pueden reforzar, en vez de debilitar, si le damos espacio para explorar, descubrir, experimentar, expresarse y hacer preguntas libremente, a su manera.
    • El mejor lugar para promover la curiosidad y aspecto lúdico (juguetón) de los chicos es la naturaleza misma, donde es posible el juego desestructurado.
    • Recuerda siempre alimentar la imaginación de tus hijos y mantenerla viva.

A medida que vamos entrando en la vida adulta, aprendemos a adaptarnos a estructuras que debilitan nuestra curiosidad y nuestro deseo de jugar. Esto limita, de alguna manera, nuestras oportunidades de ser creativos y de  hacer cosas de manera diferentes. Los niños son juguetones y creativos por naturaleza, ya que sus límites no están completamente formados. Esos atributos se pueden reforzar, en vez de debilitar, si le damos espacio para explorar, descubrir, experimentar, expresar y hacer preguntas libremente, a su manera.

Ser juguetón es la clave de nuestra adaptación y evolución. Imagínate por un momento que te envían a un planeta donde nada alrededor te es familiar. Con el fin de entender y darle sentido a tu  entorno, pones en acción todos tus sentidos para recopilar la mayor cantidad de información posible. El universo de los niños pequeños es muy similar a ese planeta del que te hablamos. Ellos no tienen conocimiento previo a su entorno. Actúan como un paquete de sensores no sincronizados ansiosos por explorar todo y cualquier cosa a su alrededor.  A esta etapa la llamamos el "Período Sensorial". Es el momento oportuno para que los niños se conviertan en exploradores de su propio mundo. Durante el Período Sensorial los chicos pueden ser desordenados. Ese desorden es parte de su laboratorio en el que aprenden cómo funcionan las cosas, cómo se comportan e interactúan.

“Ser juguetón es la clave de nuestra adaptación y evolución.”

El mejor lugar para promover la curiosidad y aspecto lúdico (juguetón) de los chicos es la naturaleza misma, donde es posible el juego desestructurado. Podemos ayudarlos a explorar sus alrededores haciendo preguntas abiertas, despertando su curiosidad con una variedad de texturas, colores, objetos y formas, contextualizadas con una historia o narración.

La narración de cuentos es una de las actividades más importantes a la hora de ayudar a los niños a procesar la información dispersa y a conectar los puntos. Las historias toman toda la información dispersa aprendida y la ponen en contexto para formar una idea o un tema. Si el juego sensorial es la recolección de información, la narración es la que pone el significado a esa información.  El juego de fantasía y el juego imaginativo son tipos de actividades que abre nuevas posibilidades en la comprensión de los conceptos abstractos. Deja que tus hijos creen sus propias historias, hagan preguntas y conecten sus propios puntos.

A medida que los chicos se familiarizan con su entorno a través de actividades y cuentos, su curiosidad y deseo de entender mejor el mundo se refuerza. Se convierten en pensadores críticos más afinados. Dándole variedad de información, llevándolos a lugares como museos, exhibiciones e introduciendolos a nuevas circunstancias los ayudará a expandir su imaginación y mejorar la formación de su lógica. Este es un punto crítico de inflexión.

El acto de la mentalidad juguetona conecta la información recogida a lo largo del camino y le agrega múltiple dimensiones al aprendizaje. Como decía Einstein “Creatividad es la inteligencia divirtiéndose”. Es esta maravilla juguetona que impulsa a los niños a aprender y entender más. Al hacerlo, se convierten en personas creativas.

¿Qué puedes hacer para ayudar a tus hijos a desarrollar su propio genio creativo? Aquí te compartimos una receta rápida:

  • Dale la libertad de explorar y cuestionar su mundo sensorial.
  • Asegúrate de que tengan más tiempo para el juego desestructurado y  menos juego dirigido.
  • Exponlos a un entorno y a las herramientas que les permita el juego creativo y que se manifieste de diferentes maneras.
  • Cuéntales historias y déjalos que creen sus propias historias en base a lo que escuchan y ven.
  • Déjalos que se diviertan en entornos multidimensionales donde el entorno, los hechos y la información son diversas.
  • Alimenta su imaginación y mantenla viva.
    • Los niños son juguetones y creativos por naturaleza. Esos atributos se pueden reforzar, en vez de debilitar, si le damos espacio para explorar, descubrir, experimentar, expresarse y hacer preguntas libremente, a su manera.
    • El mejor lugar para promover la curiosidad y aspecto lúdico (juguetón) de los chicos es la naturaleza misma, donde es posible el juego desestructurado.
    • Recuerda siempre alimentar la imaginación de tus hijos y mantenerla viva.

Más consejos y novedades

http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/brain810x456.jpg
/App_themes/tgop/images/expertadvice/articles/kitchenplay810x456.jpg
http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/playful810x456.png
http://www.thegeniusofplay.org/App_themes/tgop/images/expertadvice/articles/rainydayplay810x456.jpg
http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/carretera810x456.jpg
https://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/pirate810x456.jpg