La importancia evolutiva del juego auto-dirigido

La importancia evolutiva del juego auto-dirigido

  • Una de las características cruciales que definen el juego es que es dirigido por los chicos o participantes mismos.
  • Los niños se ven privados de la libertad de jugar: están constantemente en la escuela o en actividades escolares.
  • En el Reino Unido y en Europa hay zonas llamadas ‘Juego de Aventuras’, donde hay trabajadores totalmente entrenados, pero que no intervienen a menos que sea necesario.
  • Las comunidades pueden organizar áreas de juego.

Peter Grey, psicólogo y autor del libro Free to Learn: Why Unleashing the Instinct to Play Will Make Our Children Happier, More Self-Reliant, and Better Students for Life, discute aquí cómo traer más oportunidades de juego a la vida de nuestros hijos, la situación que lo llevó a explorar los beneficios del juego,  sus teorías sobre el juego como forma primaria de educación e ideas para inspirarnos a jugar más.

¿Qué te generó el interés por estudiar el juego?

Mi interés en el juego viene relacionado con el interés que tengo en la educación infantil. Cuando mi hijo era muy pequeño y se revelaba en la escuela, encontré una escuela alternativa que le sirvió mucho. Luego, me interesé en cómo funcionaba esa nueva escuela, hice un estudio sistemático de los graduados  y aprendí lo bien que progresaron en la vida. Lo que aprendí al observar la escuela es que los niños jugaban y exploraban todo el tiempo, pero aún salían educados.

Esto me llevó a interesarme en las culturas de cazadores y recolectores y cómo esos niños aprendieron y adquirieron sus habilidades, valores y conocimientos. Los antropólogos que entrevisté, que observaron esas  culturas, me dijeron que esos niños  aprendieron a través del juego. Entonces desarrollé una teoría según la cual el juego surgió a través de la selección natural para servir al propósito de la educación. El juego es el método por el cual los niños practican el ser adultos y pueden estar a cargo de sus vidas.

¿Cuál es tu definición de juego?

Una de las características cruciales que define el juego es que es dirigido por los chicos o participantes mismos. Es auto-dirigido. Los juegos dirigidos por los adultos, como los deportes o actividades en la escuela donde la maestra le dice a los chicos qué hacer, no es juego según mi definición.

¿Qué tan frecuente es el juego, según tu definición, en la cultura moderna de Estados Unidos?

Estamos viviendo en una época que podría considerarse como un ‘experimento de privación del juego’.

Los niños se ven privados de la libertad de jugar: están constantemente en la escuela o en actividades escolares. Incluso cuando están en casa, es posible que no se les permita salir y jugar con otros niños, y si lo hacen y no ven a otros niños con quienes jugar, se regresan adentro.

He visto ese cambio en el transcurso de mi vida: era un niño en la década de los 50 y mi hijo era un niño en la década de los 70 y principios de los 80. Durante ese período, ha habido un continuo declive en la libertad de los niños para jugar, especialmente para jugar al aire libre.

“Una de las características cruciales que definen el juego es que es dirigido por los chicos o participantes mismos. Es auto-dirigido. Los juegos dirigidos por los adultos como los deportes o actividades en la escuela donde la maestra le dice a los chicos qué hacer, no es juego según mi definición.”

¿Qué clase de impacto social tiene esta situación?

Esto puede conducir a una espiral general en forma descendente. Desde la década de los 50 hasta el presente, hemos sido testigos de la disminución del tiempo de juego. No por casualidad, hemos visto aumentos graduales y enormes en todo tipo de trastornos mentales en la infancia, como depresión, ansiedad y otros problemas relacionados con el estrés en el mismo período de tiempo.

Hemos visto disminuciones en la empatía y la creatividad. Todo esto ha sido documentado a lo largo de décadas utilizando cuestionarios clínicos bien validados con grupos de niños en edad escolar y estudiantes universitarios. En Free to Learn, defiendo la relación de causa y efecto entre estas tendencias. Creo que la disminución de la libertad de juego ha llevado a esta psicopatología en los niños, a la disminución de ciertas habilidades sociales y de  la creatividad.

Sostengo que esto es lo que se puede esperar, sabiendo que aprendemos a través del juego y cuál es la función evolutiva del juego. Si quitamos oportunidades de  juego, privamos a los niños de las oportunidades de aprender las habilidades que podrían prevenir estos problemas.

¿Cómo podemos ayudar los padres y las comunidades a crear más oportunidades de juego auto-dirigido?

  • Podemos inspirarnos en otros países.
    En el Reino Unido y en Europa hay zonas llamadas ‘Juego de Aventuras’, donde hay trabajadores totalmente entrenados, pero que no intervienen a menos que sea necesario (como un guardavida en la playa). Poco a poco también se está extendiendo en Estados Unidos, pero los padres tienen más dificultades para irse y dejar a los niños solos jugando (solos con los trabajadores).

  • Nuestras escuelas pueden convertirse en áreas de juego.
    El período extracurricular (after school) realmente podría ser un período de juego libre,  en el que las  escuelas utilicen sus gimnasios, áreas de juegos al aire libre, materiales de arte y otros recursos y ofrezcan juegos mixtos por edad. Esta no sería una actividad basada en la currícula, sino que solo usaría la escuela como sede y sería un medio relativamente económico para hacer uso de las instalaciones que ya los niños ya están allí. Solo se requeriría del apoyo de adultos o adolescentes responsables para ser los ‘trabajadores del juego’ y garantizar de que todo esté seguro. Esto resolvería el problema del cuidado de niños para aquellos padres que trabajan y no llegan a recoger a sus hijos a la escuela (y por ende requieren niñeras o ayuda extra) Y  lo más importante es que traería juegos alegres y un aprendizaje natural a la vida de los chicos.

  • Las comunidades pueden organizar áreas de juego.
    En su libro Playborhood, el autor Mike Lanza detalla cómo un grupo de madres en una ciudad interior se unió para permitir que los chicos jueguen más tiempo al aire libre en su barrio.  Estas madres se acercaron a las autoridades de la ciudad para lograr cerrar una calle cercana a la escuela local para que los niños se sintieran libres de salir y jugar. Algunos abuelos locales se sentaron afuera y sirvieron de garantía de que los niños estuvieran seguros, pero sin intervenir en el juego. Esto, sin duda, requiere esfuerzo e iniciativa a nivel de la comunidad, pero demuestra que se puede lograr.

Si los padres entienden los verdaderos beneficios del juego libre, estoy convencido de que harán el esfuerzo.

    • Una de las características cruciales que definen el juego es que es dirigido por los chicos o participantes mismos.
    • Los niños se ven privados de la libertad de jugar: están constantemente en la escuela o en actividades escolares.
    • En el Reino Unido y en Europa hay zonas llamadas ‘Juego de Aventuras’, donde hay trabajadores totalmente entrenados, pero que no intervienen a menos que sea necesario.
    • Las comunidades pueden organizar áreas de juego.

Más consejos y novedades

http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/brain810x456.jpg
/App_themes/tgop/images/expertadvice/articles/kitchenplay810x456.jpg
http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/playful810x456.png
http://www.thegeniusofplay.org/App_themes/tgop/images/expertadvice/articles/rainydayplay810x456.jpg
http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/carretera810x456.jpg
https://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/pirate810x456.jpg