Cinco ideas para jugar para poner todos los sentidos en acción

Los beneficios de que abuelos y nietos jueguen juntos

  • Los abuelos que juegan con sus nietos recuperan su niño interior y alimentan su capacidad de juego, lo que beneficia su salud física y mental. Para los nietos, en tanto, esta relación es un tesoro que les permite sentirse queridos y atendidos.
  • Porque tienen más tiempo libre y una visión de la vida mucho menos demandante, los abuelos tienen más tiempo para jugar y más capacidad de centrarse en ese juego.
  • El juego intergeneracional es realmente beneficioso tanto para los abuelos como para los nietos. No hay dudas, y por ello, nada mejor que fomentar esta relación y crear oportunidades para que jueguen juntos lo más posible.

Que los chicos puedan pasar tiempo con sus abuelos o visitarlos seguido es una gran experiencia tanto para los niños como para los abuelos, que, a través de sus nietos, vuelven a jugar, a moverse más y a sentirse más motivados.

La relación entre los abuelos y nietos tiene grandes beneficios para ambos, según lo confirman estudios científicos,  y cuando los abuelos y nietos juegan juntos, estos beneficios se expanden.

Un estudio hecho por Boston College hace un par de años demostró cómo los abuelos que tienen contacto frecuente con sus nietos suelen tener menos depresiones. Los abuelos se sienten útiles, ocupados y queridos mientras juegan y cuidan a sus nietos.

Además, los abuelos son transmisores de los valores, de la historia y tradiciones familiares. Esto también significa que son ellos, muchas veces, los que le enseñan a los chicos tradiciones de juego que se pasan de generación en generación.

Porque tienen más tiempo libre y una visión de la vida mucho menos demandante, los abuelos tienen más tiempo para jugar y más capacidad de centrarse en ese juego, lo que hace que los nietos se sientan atendidos y cuidados. Muchas veces los padres, haciendo muchas cosas a la vez, no se permiten esa dedicación al juego que los abuelos sí consiguen.

En una entrevista publicada por la agencia EFE,  la pedagoga Imma Marín, presidenta de la Asociación Internacional del Juego (IPA por sus siglas en inglés), en España, destacó que el juego entre abuelos y nietos es “fuente de alegría, vitalidad, optimismo y humor”.

“Los abuelos que juegan con sus nietos crean lazos invisibles con ellos, recuperan su niño interior y alimentan su capacidad de juego, lo que repercute a favor de su salud física y mental”,  agregó Marín en la entrevista.

También explicó que, en el caso de los chicos, la relación con sus abuelos es un ‘tesoro’.  Los nietos “se sentirán comprendidos, valorados y queridos. Escucharán con atención las historias que los abuelos les expliquen y aprenderán sus juegos y formas de jugar”.

“Los abuelos que juegan con sus nietos crean lazos invisibles con ellos, recuperan su niño interior y alimentan su capacidad de juego, lo que repercute a favor de su salud física y mental."

Otro estudio demuestra cómo cuidar y jugar con los nietos una vez a la semana ayuda a las abuelas a mantener su cerebro en mejor funcionamiento y a disminuir los riesgos de Alzheimer.

El juego intergeneracional es realmente beneficioso tanto para los abuelos como para los nietos. No hay dudas y por ello, nada mejor que fomentar esta relación y crear oportunidades para que jueguen juntos lo más posible y sin intermediarios.

Por ejemplo, dependiendo de la edad de los chicos y del estado físico de los abuelos, nietos y abuelos pueden encontrar numerosas formas de jugar y hacer cosas juntos, que los ayudará a divertirse mientras crean memorias para toda la vida.

Aquí algunas ideas:

  • El desafío de la botella: lo habrás visto en videos de youtube, pero este desafío parece ser una buena forma de entretener a abuelos y a los chicos. Simplemente llena una botella de agua de plástico e intenta que caiga parada. Abuelos  y nietos ‘compiten’ a ver quien logra hacerlo más veces.
  • Lava en una jarra: este juego experimento se puede hacer con cosas que tenemos en casa. Llena una botella de plástico con un 1/4 lleno de agua. Agrega suficiente aceite vegetal para que el líquido esté cerca de la parte superior del recipiente. El aceite y el agua deben separarse en dos capas, agua en la parte inferior y aceite en la parte superior. Una vez que los líquidos se separan, agrega 6 - 8 gotas de colorante de alimentos. A continuación, agrega 1/2 tableta Alka Seltzer y observa las burbujas. Añade más Alka Seltzer poco a poco para mantener las burbujas subiendo y bajando.
  • El juego del picnic: este juego no requiere nada más que la imaginación y la memoria (las habilidades que benefician a  niños y abuelos).  Uno de los participantes comienza  diciendo: "Fui a un picnic y traje ..." algo que comienza con la letra A.  El siguiente jugador repite la frase y la comida que comenzó con A, y luego agrega su propia palabra de algo que llevó al picnic y que comienza con la letra B. El juego continúa con los jugadores añadiendo artículos en orden alfabético… ¡la parte difícil es recordar todos los alimentos de picnic en orden!
  • Plastilina casera:  la plastilina puede usarse en una lección de cómo medir, para aprender sobre colores y texturas. Así es cómo: vierte 1 taza de agua en un recipiente. Añade gotas de colorante al agua y revuelve. Agrega a tu agua colorida 4 tazas de harina y 1½ taza de sal y revuelve para mezclar. Ahora agrega 2 cucharadas de aceite vegetal (si la masa todavía se siente seca, agrega otra cucharada o dos de aceite). Pon tu plastilina en una superficie de trabajo y amasa para combinar todo. Deja que los abuelos y nietos pongan a trabajar a sus ‘escultores’ internos. Guarda la creación en una bolsa o recipiente de plástico de cierre hermético.
  • Colorear juntos: en los últimos años se han difundido varios estudios en los que aseguran que colorear ayuda a los adultos a relajarse, desestresarse y concentrarse.  De manera que pintar y colorear no es cosa de chicos, y puede ser una buena forma de pasar una tarde con los abuelos, en especial si alguno de ellos tiene problemas motores o está en reposo.
  • Repasar el álbum familiar: otra actividad que puede convertirse en juego, pero que a su vez ayuda a los chicos a conocer su historia familiar y a los abuelos a transmitir sus memorias y a recordar con sus nietos. Basta con abrir el álbum de la familia (de esos que teníamos con fotos impresas)  y repasar foto por foto la vida de los abuelos y de los papás cuando eran pequeños.
    • Los abuelos que juegan con sus nietos recuperan su niño interior y alimentan su capacidad de juego, lo que beneficia su salud física y mental. Para los nietos, en tanto, esta relación es un tesoro que les permite sentirse queridos y atendidos.
    • Porque tienen más tiempo libre y una visión de la vida mucho menos demandante, los abuelos tienen más tiempo para jugar y más capacidad de centrarse en ese juego.
    • El juego intergeneracional es realmente beneficioso tanto para los abuelos como para los nietos. No hay dudas, y por ello, nada mejor que fomentar esta relación y crear oportunidades para que jueguen juntos lo más posible.

Más consejos y novedades

http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/brain810x456.jpg
/App_themes/tgop/images/expertadvice/articles/kitchenplay810x456.jpg
http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/playful810x456.png
http://www.thegeniusofplay.org/App_themes/tgop/images/expertadvice/articles/rainydayplay810x456.jpg
http://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/carretera810x456.jpg
https://www.thegeniusofplay.org/App_Themes/tgop/images/expertadvice/articles/pirate810x456.jpg